Búsqueda Remota y Comunicación con Animales en base a mi experiencia.

Este es un tema que me resulta un poco complicado de escribir y que quede claro con tan pocos caracteres, voy a empezar por contarte que no tomo este tipo de consultas, básicamente la razón principal es porque no tengo disponible tiempo para el acompañamiento que me gustaría dar, espero regresar el año que viene con este servicio y un protocolo que vengo elaborando para poder ayudar tantos animales y familias que llegan, mientras tanto sigo practicando.

¡Por donde empezar! Y suspiro largo… en el tiempo que llevo comunicando me he ido encontrando con diversidad de casos que me permiten mostrarte este espectro que seguramente será mas amplio y mas variado por lo que si estás leyendo me encantaría que sumes tu aporte y consejos.

Me parece bueno acercarte algunas palabras, tips, datos, para que tengas en cuenta a la hora de recurrir al profesional de comunicación con animales profesional o profesional en búsqueda de animales humanos y no humanos.

Por lo general hay una tendencia a creer que quienes nos dedicamos a esto, apenas tenemos una foto podemos ver rápidamente, fechas, direcciones, nombres, o que podemos decirle al animal que nos diga en que calle está para ir a buscarlo.

Quiero decir: que te digan, se encuentra en tal calle, a tal altura y está junto a una señora que se llama X lo están llevando por tal calle y tal día va a suceder tal cosa.

Wow! ya quisiera tener ese nivel de desarrollo para poder ayudar mas y mejor!

Esto no es así, solo lo ves en las películas, hay pocos médiums y psíquicos en el mundo que puedan ser tan precisos con información proveniente del mundo espiritual de una sola vez, a la primera.

Esto tiene que ver con razones del alma que es muy largo de explicar acá y si bien es información que a veces podemos ver quiero decirte, no esperes ese nivel de asertividad, mantené en lo posible tus expectativas realistas en base a esta información que te proporciono aquí.

Esta labor se dificulta mucho si se está bajo presión y hallar el silencio interno creeme, no es fácil, así que intentá mantener la calma y dejar que el profesional te indique como actuar, que pasos seguir, etc, siempre va a ser lo mejor que te dejes ayudar y te mantengas abierto para interpretar la información que te den.

Siempre entendemos que estás en una situación de extrema angustia, pero presionar no te ayuda a vos ni a tu animal si lo que querés es una información lo mas limpia posible que los ayude a reencontrarse.

Cuando contactes a alguien para que te ayude, tené disponibilidad para salir enseguida a la búsqueda, el animal puede estar en movimiento o en una situación complicada y el tiempo es valioso el tuyo, el del animal que puede estar necesitando ayuda urgente, el del profesional que te está acompañando.

El trabajo sobre la energía, fundamental, vas a empezar a pensar como estás en casa, cómo te sentís, que cambios han ocurrido, quizá tengas que mirar varios meses hacia atrás, las situaciones de la vida cotidiana que nos ponen a decidir constantemente y el acelere del ritmo natural de nuestro ser pueden poner en riesgo la salud y el bienestar no solo tuyo sino de quienes te rodean, incluidos los animales que conviven con vos.

Hacete estas preguntas: La situación en casa, como está, vos como estás? Haz pensado que lo que vos querés puede no ser lo que desee tu animal?

Aquí nuevamente, entran en juego muchas cuestiones que tienen que ver con la manera en que se mueve el ciclo de la vida de cada ser y las razones por las que ocurren las cosas tienen un sentido en la rueda de la vida. No es tan simple. Pero en definitiva, un animal puede decidir irse si no se encuentra bien y muchas veces podemos revertir las situaciones materiales o espirituales que llevan a un animal a tomar esa determinación.

A veces un animal decide irse, si. No se pierde.

Quizá simplemente tienen necesidad de salir a explorar su zona, conocer otros lugares y terminan teniendo varias familias.

Otras veces fueron “rescatados” de la calle y en ese acto los seres humanos los separamos de su entorno, de su familia, de sus amigos y conocidos, es un robo o un secuestro, literal y cuando llegan al hogar que les buscamos con todo el cariño, empiezan los problemas porque quieren encontrar la forma de decirte que no están conformes con esa situación. Que quieren regresar a su entorno o que el lugar donde está por alguna razón no le agrada.

Hay que evaluar muy bien cada situación en un rescate.

Siempre primero en lo posible hay que hacer un trabajo de escucha.

Antes de actuar pasando por encima de el animal.

Te conté brevemente nuestra historia personal con Confi en un post, para que veas por donde voy. A él le terminamos diciendo: siempre tenés las puertas de casa abiertas para comer, dormir o quedarte y el decidió todas a su manera pero ser adoptado a la manera que los seres humanos pensamos, no, no, no, no quiso!

El ego humano puede interferir en estos casos de maneras muy desagradables, por eso, asegúrate de recurrir a profesionales recomendados, que pongan delante el bienestar del animal, infórmate y lee el código de ética al que adherimos los comunicadores animales.

Puede haber personas que no lo sigan y aun con buena voluntad conectan sin el consentimiento del animal o la familia, energéticamente esto puede resultar perjudicial para vos y para los demás.

También somos humanos y podemos equivocarnos, eso está mas que claro!

Buscar animales perdidos

Tras estas situaciones se encuentran muchas veces aprendizajes muy importantes, mensajes, sentires, que exceden a veces nuestra comprensión del mundo y que el animal solo puede transmitir a su familia esto es algo que se debe respetar por el animal y no debe tomarse a la ligera.

Tratá de recurrir a profesionales con experiencia y amor hacia los animales.

Si estás buscando a tu animal, te mando todo el amor para que puedan reecontrarse nuevamente, por experiencia propia se como se siente y por eso puedo imaginar un poco como te estás sintiendo, renová la chispa de ese amor que los une para que la búsqueda no se apague y poné fuerza para seguir adelante hasta volver a encontrarse, seguí buscando.

Pueden pasar horas, días, meses o años, pero si tiene que ser ese reencuentro, será.